RSS feed

RD conmemora este lunes el 147 aniversario de la Restauración

lun, 16-ago-10
11:00
Antiguedad: 6 años
Agregar como favorito
Imprimir esta página.

+ Extender fuente
- Reducir fuente

Por Panorama Diario


Se conmemora este lunes el 147 aniversario de la Restauración de la República, acontecimiento ocurrido el 16 de agosto de 1863, que según historiadores dominicanos sirvió para afianzar definitivamente la gesta gloriosa de aquella madrugada del 27 de febrero de 1844 en la Puerta de la Misericordia, y minutos después en el baluarte de la Puerta Del Conde, la Independencia Nacional.



Se conmemora este lunes el 147 aniversario de la Restauración de la República, acontecimiento ocurrido el 16 de agosto de 1863, que según historiadores dominicanos sirvió para afianzar definitivamente la gesta gloriosa de aquella madrugada del 27 de febrero de 1844 en la Puerta de la Misericordia, y minutos después en el baluarte de la Puerta Del Conde, la Independencia Nacional.

Con la Restauración se inicia en el país el período llamado en  la historia como  Segunda República. La restauración fue un período bélico comprendido entre el 16 de agosto de 1863 hasta la salida de las tropas españolas el 11  de julio de 1865, y se le conoció con ese nombre porque su finalidad era restaurar el recién creado Estado dominicano.

 Fue en un cerro de Dajabón llamado el Capotillo donde  un grupo de dominicanos encabezados por Santiago Rodríguez izaron  la bandera dominicana en señal de que la guerra continuaba y entraba en una segunda etapa, entonces denominada Guerra Restauradora. 

Según datos históricos, la idea de que la República Dominicana sólo subsistiría bajo el protectorado de una gran nación, tomó fuerza y  el principal exponente de esa idea fue el hatero nativo de la provincia el  Seibo, general Pedro Santana Familia,  y otros que pasaron del proteccionismo al anexionismo, y es así como ese grupo logró el 18 de marzo de 1861 la anexión a España, pasando a ser de una República libre e independiente a una simple provincia española, perdiendo nuestra categoría de Estado, y fue así como  cayó  enajenada la Independencia Nacional.

 Santana, quien había sido el verdugo del mártir inmaculado Juan Pablo Duarte y de otros patriotas, le había solicitado a la reina Isabel a través de carta y telegrama su deseo de anexar el país a esa nación europea. Santana no era nacionalista sino anexionista, muy diferente a los ideales de Duarte, que siempre soñó con una patria libre e independiente.           

 Luego de concretizada la anexión a España la  respuesta a ese acontecimiento bochornoso  no se hizo esperar, los dominicanos tomaron  acciones contra esa infausta decisión, y en San Francisco de Macorís, que fue el primer pueblo de todo el país  que protestó en el mismo momento cuando se izó la bandera de España y se bajó la tricolor, que incluso la guardia al servicio del anexionismo se vio obligada a usar sus armas de fuego cuando los  patriotas de esa comunidad perteneciente a la región del Cibao no aceptaron tan vejatorio acontecimiento que mancillaba la nacionalidad dominicana, y protestaron enérgicamente.

 Por otro lado, Francisco del Rosario Sánchez penetra al frente de una expedición con la frase: “Entro por Haití, porque no podía entrar por otra parte”.

La historia narra que en julio de 1862 empezaron a llegar al país  las nuevas autoridades españolas, civiles, militares y eclesiástica, entre ellos se cita al general Felipe Rivero, que vino en sustitución del afamado  y orgulloso militar Pedro Santana, que de presidente de la República pasó a ser gobernador  de la provincia Santo Domingo con el rango de capitán general.  

Una de las causas que provocó el descontento de los criollos,  que atizó más el deseo de los dominicanos  de recuperar  su patria perdida tras  la anexión  a España, fue cuando llegó al país en el mes de agosto de ese mismo año 1862, el nuevo arzobispo de Santo Domingo, el sacerdote  Bienvenido Monzón, quien vino acompañado de sus canónicos y empezó a tomar medidas de orden religioso que incluyeron la sustitución de los sacerdotes dominicanos por españoles, enviando a los criollos a los campos a oficiar misas, donde estaban obligados a llevar una vida miserable debido a los pocos ingresos.

También la feligresía criolla se sintió molesta con el arzobispo Monzón, ya que las parejas estaban acostumbradas a convivir al margen del matrimonio religioso,  que desde los tiempos coloniales resultó ser muy costoso, pero el arzobispo consideró que ese amancebamiento era inmoral, y se propuso corregirlo de inmediato obligando a la gente a casarse por la iglesia para poder reconocer a los hijos como legítimos, disposición que irritó a la mayoría de las familias dominicanas.

 Tiempo después,  el 16 de agosto de 1863, los dominicanos expresando su rechazo a la anexión a España, pronunciándose a favor del restablecimiento de la Independencia Nacional, en Neiba, Guayubín, Montecristi, Sabaneta, Santiago, y a pesar de que esos movimientos fracasaron , Gregorio Luperón,  quien fue la primera espada restauradora y hombre de valor , con decisión  logró juntar nuevamente y levantar la moral de los revolucionarios que habías sido vencidos en combate por  el entonces Marqués de Las Carreras,  Pedro Santana, siendo apresados y fusilados los patriotas  Pedro Contreras y Antonio Duvergé, entre otros.


Nos reservamos el derecho de eliminar comentarios que consideramos ofensivos y difamatorios.

Adding an entry to the guestbook

No entries

Nothing found in the guestbook.